Seleccionar página

Formas efectivas para ahorrar en casa diariamente

En Silikka estamos comprometidos con el medio ambiente, apostando por las rehabilitaciones eficientes, ahorrando en nuestro consumo, aprovechando cada traslado y utilizando materiales sostenibles siempre que podemos. Por eso queremos ayudarte a que tú también formes parte del cambio, ayudando a nuestro planeta hacia un consumo más sostenible y de paso notes un ahorro significativo en tus facturas con sencillos gestos.

Sigue nuestros consejos para ahorrar en tu consumo diario en casa y comprueba su efectividad:

1. Haz un uso responsable de la electricidad

Evita dejar los aparatos eléctricos encendidos o en stand-by, ya que siguen gastando aunque creas que están apagados, nada más y nada menos que un 12% de tu factura. Ahora que puedes hacerte una idea, imagina lo que conseguirás ahorrar si apagas las regletas, desenchufas el cargador del móvil cuando no lo usas, o no dejas el ordenador en suspensión.

2. Busca las mejores ofertas

Vigila las constantes promociones que sacan las empresas energéticas, planes de fidelidad o periodos de rebajas y valora las opciones que te dan. Además si agrupas los servicios de un mismo proveedor puedes ahorrarte un dinero con sus planes estandarizados.

3. Adapta la potencia eléctrica a tu consumo

¿Sabes qué potencia tienes contratada? Puede que tengas mayor potencia de la que necesites y es que por si no lo sabías, ¡cada 1,15 kw son unos 50 € al año! Si estando en casa con varios electrodomésticos conectados, no te han saltado nunca los plomos, puede que tengas más kw contratados de los que necesitas. Revísalos y contacta con tu proveedor de energía para reducir la potencia contratada, notarás la diferencia.

4. Vigila la eficiencia energética de tus electrodomésticos

A la hora de comprar un electrodoméstico nuevo, dedica el tiempo que necesites a comparar precios pero no te olvides de comprobar sus características en términos de eficiencia energética. Fíjate en las etiquetas y prioriza aquellos que estén clasificados con A++ o superior, ya que serán los más eficientes y los que menor energía consuman.

5. Cambia tus bombillas por unas de bajo consumo

Antes de seguir con este consejo, es primordial que seas consciente de apagar las luces que no estés usando. Seguidamente y si no lo has hecho ya, es conveniente que sustituyas tus bombillas o el máximo número de ellas por unas bombillas eficientes. Apostando por su bajo consumo o la tecnología led, a pesar de hacer un desembolso inicial, estarás ahorrando en cada factura, ya que estas bombillas consumen un 80% menos que las incandescentes y además tienen un 10-15% más de vida útil.

6. Reduce tu huella hídrica doméstica

¿Has pensado en instalar grifos economizadores? Seguro que no sabías que gracias a ellos, podrías llegar a ahorrar un 50% de consumo de agua en tu hogar.

7. Regula tu consumo de calefacción y aire acondicionado

Conseguir la temperatura ideal para tu hogar es tan fácil como saber que debería estar en 20º, por cada grado que aumentes, el consumo puede dispararse un 5% o un 10% más.

Una buena manera de regularla, estando tanto dentro de casa como fuera, sería a través de los termostatos digitales. Estos aparatos economizan el uso de la calefacción ya que permiten programarla a una hora y a una temperatura determinada cuando y donde tú quieras.

En verano haz un uso responsable del aire acondicionado, mantén una temperatura adecuada y agradable entre 23º-26º y si puedes, enciendelo únicamente en las horas que más calor hace.

8. Invierte en unas buenas ventanas

Si no cuentas con unas buenas ventanas que actúen de aislante, pueden llegar a producirse importantes pérdidas de energía, tanto de calor como de frío. Esto suele ocurrir cuando se cuenta con las ventanas antiguas e ineficientes, probablemente de aluminio y correderas sin rotura de puente térmico.

Instalando unas buenas ventanas de PVC puede ayudarte a ahorrar hasta un 70% de tus facturas y generar ese confort que buscas en tu hogar. Por lo que no debería considerarse tanto un gasto sino verlo como una inversión en comodidad y ahorro a medio plazo.

9. Elige energías renovables: una apuesta segura

Como decíamos al principio, en Silikka somos partícipes del cambio y mejora del medio ambiente. Por ello, si eliges apostar por el uso de energías renovables, no solo notarás el ahorro en tus facturas energéticas, sino que aportarás tu granito de arena en el cuidado de las emisiones.

Invierte algo de tu tiempo en valorar la opción de decantarte por energías limpias, compara las diferentes opciones que ofrece el mercado, cada vez más y no te arrepentirás. En el caso de que no conozcas todas las que tienes a tu alcance, te comentamos que ya existen energías renovables como: la energía solar térmica para el uso del agua caliente y de la calefacción, energía solar fotovoltaica para generar electricidad, la geotérmica o la eólica.

10. Concentra tu consumo en los períodos de horas valle

Si tienes la posibilidad, intenta hacer el mayor uso de los electrodomésticos entre las horas que más barato está el consumo, conocidas como horas valle. Es decir, usa la lavadora, lavavajillas, secadora o vitrocerámica entre las 22h y 12h en invierno y las 23h y las 13h en verano.

11. Revisa tus instalaciones

Llevando al día las revisiones de tus instalaciones eléctricas o de gas, aparte de asegurarte que funcionan correctamente, también evitarás gastos excesivos que puedan estar siendo ocasionados por un mal estado.

Si tienes una casa nueva, las revisiones deberían llevarse a cabo cada 10 años, si tu casa tiene más de 25 años, el periodo se reduce a la mitad y nuestro consejo es hacerlas cada 5 años. Llegado el momento, valora presupuestos y siempre contacta a profesionales y empresas acreditadas para ahorrarte posibles sorpresas desagradables después. Si necesitas que te hagamos un presupuesto o valoración, contáctanos y estaremos encantados de ayudarte.

12. Planifica tu gasto mensual

No hay nada como organizarse para saber cómo gestionar el gasto en el hogar. Realiza un planning mensual contando los gastos fijos y los posibles gastos variables que haces frente cada mes. De esta forma, serás más consciente que nunca de lo que gastas, en qué lo gastas y podrás ajustar al máximo los gastos que puedas.

En la actualidad, existen un gran número de aplicaciones que pueden ayudarte a economizar o incluso puedes hacerlo usando una hoja de Excel. ¡Anímate a probarlo!

Esperamos que pongas a prueba nuestros consejos para ahorrar en el hogar y conviertas tu consumo habitual en uno más eficiente. Mes a mes irás notando la diferencia y el ahorro en tu bolsillo.

Abrir chat