Seleccionar página

Debido al confinamiento instado por el Covid-19 y tras pasar una larga temporada en el que se convirtió el centro neurálgico de nuestras vidas, muchas personas comenzaron a plantearse si su vivienda contaba con los mínimos requisitos que necesitaban para describirla como óptima. 

Esta cuestión derivó en un aumento de las reformas en las viviendas, y el resurgir de la tendencia de las casas prefabricadas. Tanto por ser una alternativa más económica que ayuda a resolver de una manera más ágil el acceso a una vivienda digna, como por su facilidad y rapidez en su instalación en la mayoría de las superficies, característica que causó mucho interés en las personas que decidieron cambiar su residencia y promover el éxodo rural gracias al teletrabajo.

10 Beneficios de elegir una vivienda prefabricada

Pese a que algunas ventajas pueden resultar obvias, estamos seguros de que no las conocías todas. Por eso, a continuación te contamos diez beneficios de optar por una casa prefabricada:

1. Su precio

Sin duda alguna, comprar una vivienda modular es una opción mucho más asequible que una vivienda en un bloque de edificios, en una urbanización o un chalet. Esto no significa que se etiquete como una vivienda «low cost», ya que el rango de precios es bastante amplio, pudiendo elegir entre casas más económicas y funcionales desde 60.000 € hasta opciones de viviendas de lujo que rondan el millón de euros. 

2. Rápida construcción.

Dado que, prácticamente en su totalidad, se construyen de manera industrializada en una fábrica, los procesos son mucho más eficientes, estandarizados y con mayor calidad en los detalles, con la consecuencia del ahorro de tiempo y dinero. Gracias a ello, se consiguen diseñar y construir casas prefabricadas en menos de la mitad de tiempo que las tradicionales. Así, el tiempo de entrega ronda los 4 o 5 meses habitualmente, pero depende de varios factores como por ejemplo si se opta por una vivienda piloto que ya está construida o si se requieren personalizaciones específicas.

3. Emplazamiento

Puede que estés planteándote la compra de una vivienda modular y no sepas dónde se pueden colocar, si es necesario alguna característica concreta del emplazamiento o si el terreno debe contar con permisos determinados. En primer lugar, es requisito indispensable que el terreno donde se quiere colocar la casa, sea un terreno urbanizable y cuente efectivamente con los requisitos y permisos adecuados y es conveniente que previamente a la compra de la vivienda elegida, se realice un estudio de la viabilidad del terreno para el modelo de casa seleccionada.

El lugar escogido es importante puesto que los materiales de construcción podrían variar adecuándose a su ubicación, integrándose en el paisaje y adaptándolos a las condiciones climáticas específicas necesarias.

4. Son ecológicas y sostenibles.

Una de las principales características que más atrae a los nuevos compradores, es el hecho de que las casas prefabricadas sean respetuosas con el medio ambiente. El sistema de fabricación industrializado mediante el que se llevan a cabo, minimizan el gasto en residuos generados en obras y brindan soluciones actualizadas y contemporáneas al modelo de construcción tradicional.

Al estar hechas por módulos, permite una gestión más eficaz de todo el proceso, la implantación es menos agresiva, se utilizan menos recursos, se seleccionan específicamente los materiales y se minimiza el uso de agua y energía, impactando directamente en la huella ecológica y logrando un modelo de vivienda más sostenible y ecológica.

5. Apuesta por la eficiencia energética.

A esta línea, se une el bajo consumo de energía que requieren este tipo de viviendas modulares, esto se debe a los exhaustivos procedimientos de control de calidad a las que se ven sometidas con respecto a la vivienda tradicional.

Además en términos de aislamiento térmico, estas construcciones tienen la capacidad de autogenerar calor, ya que mantienen y regulan la temperatura estable entre 12º y 15º.

6. Reducen la cantidad de materiales de construcción

Otra ventaja que ya hemos ido introduciendo a lo largo de este post, es la reducción de materiales requeridos en la fabricación de las casas prefabricadas. Puesto que se realizan en una cadena de producción permite coordinar varias tareas a la vez, lo que impacta positivamente en sus costes tanto de fabricación como de su posterior venta.

7. ¿Modelo estándar o personalizada?

Actualmente existen en el mercado un amplio número de empresas de construcción de casas prefabricadas,  que cuentan con un gran número de versiones, tamaños, calidades y precios. Pero si no encuentras lo que estabas buscando, existe la opción de diseñarla a medida de tus necesidades, ya sea en diseño, tamaño o acabados.

Como si de una vivienda tradicional se tratara, también puedes escoger entre adquirirla vacía o amueblada, decorada, equipada con lo básico o con armarios y electrodomésticos incluidos. Incluso hay algunas empresas que están llevando el crosselling a otro nivel y ofrecen servicios extra como el asesoramiento de la zona de emplazamiento, paisajismo si el terreno cuenta con jardín, domótica para modernizar la vivienda con sistemas automáticos de encendido de luces, persianas inteligentes, regulado de temperatura, etc.

8. Calidad y exclusividad

El concepto de vivienda modular está cambiando, atrás queda el concepto de escasa calidad, estética pobre y demasiado impersonal. Los nuevos diseños fusionan una arquitectura sofisticada, moderna, con gusto y perfectamente integrada con la naturaleza o el entorno que se precie. 

9. Capacidad de ampliación

Uno de los beneficios únicos que tienen las casas prefabricadas, es sin lugar a dudas, la capacidad de añadir más módulos si se requiere y siempre que exista un espacio adecuado para ello. ¿Te imaginas poder ampliar tu casa si quisieras?

10. Sin imprevistos

Cuando decides comprar una vivienda modular, la decisión más difícil que tendrás que tomar será poder decantarte por una de ellas únicamente. Una vez que selecciones una, se cierra un precio y se evitan así sorpresas desagradables que puedan aparecer en un futuro y que incrementen la factura final, como a veces ocurre en las viviendas tradicionales.

Abrir chat